Nuestras redes
Confesiones

Alfredo Adame quedó atemorizado después del ataque y tomó una drástica decisión

El actor aseguró sentirse acechado por extraños.

Alfredo Adame
Alfredo Adame Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 12/11/2022

Alfredo Adame fue el protagonista de un altercado el pasado 28 de septiembre, en el que sufrió una importante golpiza por la que perdió parte importante de la visión de su ojo derecho, pero esa no fue la única secuela, sino que asegura que quedó con algunos traumas por lo sucedido.

Según el mismo Alfredo Adame relató durante una aparición en el programa “Ventaneando”, se siente atemorizado de manera permanente y no puede estar tranquilo ni siquiera dentro de su casa.  El artista afirmó que cada ruido lo pone inquieto y por ese motivo decidió buscar ayuda profesional.

 "A mí me ven entero, pero siento temor y oigo un ruido en la noche, de repente veo gente afuera y todo”.

Siento un temor real y fundado por lo que ha pasado. Le dije al juez que tenía fotografías y amenazas de muerte. Voy a tener que recibir tratamiento psicológico. A mí me ven entero, pero siento temor y oigo un ruido en la noche, de repente veo gente afuera y todo”, manifestó.

Luego de esto indicó que no va a parar hasta que se haga justicia con las personas que lo atacaron y le produjeron este trauma. Se trata de dos sujetos que lo golpearon en medio de una situación poco clara, en la que Alfredo Adame asegura haber sido agredido solo por acercarse a ofrecer ayuda a una mujer que estaba con ellos en la calle.

“Ellos lo único que dicen es que 'el señor Alfredo Adame se toque el corazón'. ¿Cómo me voy a tocar el corazón con dos personas que me pegan primero dos veces, luego me meten un puñetazo, me tiran al piso y cuando me están pateando, gritan chíngatelo, mátalo?”, dijo el actor.

Se siente acechado por extraños

Alfredo Adame aseguró en una entrevista anterior, que se siente acechado por personas extrañas que “pasan en camionetas negras, viejas y feas con vidrios polarizados”, y esto es lo que más inseguro lo hace sentir. “Suena un ruidito en el jardín o los perros ladran tantito y de inmediato me levanto”, aseveró.