Nuestras redes
Declaraciones

Nicolás, el hijo de Erika Buenfil habló de su padre y confesó: “Ya lo perdoné”

El adolescente contó además cómo fue crecer solo con su madre.

Nicolás y Erika Buenfil
Nicolás y Erika Buenfil Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 30/09/2022

Nicolás Buenfil el hijo de Erika Buenfil nació el 2 de febrero de 2005 en Monterrey, Nuevo León, y su padre Ernesto Zedillo Jr., había ya decidido alejarse de su madre cuando se enteró que estaba embarazada, momento en el que le dijo que algún día conocería al niño.

A pesar de esta reacción del hijo del ex presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León, Erika Buenfil decidió continuar con su embarazo, pero los años fueron pasando y recién en 2019 Nicolás Buenfil tuvo la posibilidad de conocer a su padre, cuando ya estaba por cumplir 14 años.

A pesar de todo esto, el adolescente, que hoy tiene ya 17 años, aseguró que no sufrió porque siempre se sintió “muy amado” por su mamá, y además aseguró que “ya perdonó” a Ernesto Zedillo Jr. y lo llamó “un gran hombre”.

En una entrevista con la revista “Quién”, Nicolás Buenfil relató lo que significó para él poder conocer a su padre: “Cuando era chiquito me mandaba regalitos en mis cumpleaños. Me acuerdo de un carro de control remoto, pero no lo veía y yo quería saber si me parecía a él”, dijo.

“No sufrí de bullying o acoso porque ya es muy común que muchos niños sólo vivan con uno de sus papás. Además, siempre me sentí muy amado por mi mamá”.

Ahora que lo conozco, ¡sí nos parecemos! Estuvo impactante verlo”, agregó. Luego habló de su niñez y lo importante que fue Erika Buenfil: “No sufrí de bullying o acoso porque ya es muy común que muchos niños sólo vivan con uno de sus papás. Además, siempre me sentí muy amado por mi mamá”.

Nicolás y Erika Buenfil
Nicolás y Erika Buenfil

“Es un gran hombre”

Nicolás Buenfil añadió: “Nunca me faltó nada, mamá me ayudaba con todo y ahora que salgo con mi papá está muy bien, me gusta, no importa que no haya sido antes”,  y manifestó que para él Ernesto Zedillo Jr. “es un gran hombre”.

Ya lo perdoné, no le guardo rencor. Me gusta verlo y convivir con él junto con mis dos medias hermanas (Isabella y Victoria). Veo que las cuida y que ellas lo quieren, eso es suficiente para mí”, comentó el jovencito.

"No pensaría en vivir con él porque no dejaría sola a mi mamá”.

Luego se le consultó sobre la posibilidad de vivir con su padre, pero fue claro al decir: “Ahora lo veo seguido y eso es lo que cuenta. A veces salimos a comer a un restaurante rico de Polanco, al cine o a algún museo y está bien así, nos divertimos. No pensaría en vivir con él porque no dejaría sola a mi mamá”.