Nuestras redes
Tristeza

Las duras revelaciones de William Levy sobre su niñez

El actor cubano abrió el corazón durante una entrevista.

William Levy
William Levy Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 23/11/2022

William Levy es una de las actores latinos más relevantes desde ya hace varios años, aún así no olvida su infancia en Cuba, país donde vivió hasta que tuvo 15 años, y en el que, según el mismo reveló, creció en un entorno lleno de carencias, algo que le dejó como enseñanza disfrutar todo al “máximo”.

El actor se mudó de Miami a España hace algunos meses con el fin de permanecer en el país ibérico para grabar la serie “Montecristo”, que será transmitido por Netflix, y allí brindó una entrevista para la revista GQ, en la que William Levy comenzó relatando: "Mi infancia fue muy linda, a pesar de que no teníamos nada".

Luego de esto comentó que, debido a la pobreza que ya atravesaba su país cuando él y su familia aún vivían allí, la comida era repartida de manera limitada: “Las raciones eran un pan por persona al día, y un cuarto de pollo por persona al mes”, contó, y explicó que no existía la posibilidad de elegir comer algo diferente.

A pesar de eso, William Levy rescata que en Cuba empezó a apasionarse por la actuación: "Desde Cuba ya me llamaba mucho la interpretación. Allí teníamos dos canales nada más”, dijo, y posteriormente añadió: “Eran el 2 y el 6, y los sábados ponían una película y los domingos doble tanda. No me lo perdía nunca, por nada en la vida".

Su decisión de protagonizar “Montecristo”

William Levy indicó que su decisión de grabar “Montecristo”, tiene que ver también por las vivencias de sus años en la isla caribeña, puesto que hoy se siente libre de poder cambiar “todo el tiempo”, además de elegir qué poder hacer. Todo esto le lleva a siempre estar buscando salir de la “zona de confort”.

"Después de unos años trabajando en las novelas latinas, llegó un punto donde necesitaba un descanso”.

"Desde que me fui de Cuba con 15 años soy una persona que no se queda en la zona de confort. Estoy cambiando todo el tiempo, y si no lo hago, siento que me estanco, y no me gusta. Después de unos años trabajando en las novelas latinas, llegó un punto donde necesitaba un descanso”, expresó el artista.

Asimismo el famoso protagonista de “Café con aroma de mujer” señaló: “Como para todo en la vida, a veces uno tiene que alejarse, tomar aire y probar diferentes horizontes. Siempre le he dado gracias a Dios por haber crecido así. Porque eso me da la oportunidad de disfrutar todo al máximo”.

“De poder comer y disfrutar la comida al máximo, de vestirme y disfrutar la ropa al máximo. De poder elegir. De tener la libertad de hacer lo que me dé la gana, de expresarme, de ser quien soy", agregó, y cerró: "Me tomo una copa de vino y me siento a pensar de dónde vengo, dónde estoy. Si creo que lo estoy pasando mal, recuerdo lo mal que lo pasé en Cuba. Siempre vuelvo a esas emociones".