Nuestras redes
Extraño

Maye Musk, madre de Elon, reveló dónde la hace dormir su hijo cuando lo visita

Además la mujer de 74 años detalló algunas costumbres del multimillonario empresario.

Elon Musk y su madre
Elon Musk y su madre Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 29/08/2022

La modelo Maye Musk, madre del controversial Elon Musk, ha brindado recientemente una entrevista en el que dio información sobre curiosos detalles de la vida del magnate y entre otras cosas ha comentado que cuando lo va a visitar tiene que "dormir en el garaje".

"Tengo que dormir en el garage. No se puede tener una casa lujosa cerca de un base para lanzar cohetes".

Fue durante un reportaje para la revista Times, cuando Maye Musk comentó: "Tengo que dormir en el garage. No se puede tener una casa lujosa cerca de un base para lanzar cohetes", además declaró que su hijo no es una persona interesada en la posesión de muchas cosas materiales y vive de una manera simple en la ciudad de Boca Chica, Texas, donde además no hay alojamientos de gran categoría.

Luego se refirió a los excéntricos gustos de Elon Musk sobre lo que manifestó que se alegra que su hijo no le hiciera caso en algunos de sus consejos, ya que admitió haberle recomendado que no hiciera autos eléctricos ni cohetes, sobre lo que dijo: “algo que evidentemente no escuchó”.

La modelo de 74 años, que además es madre de Kimbal Musk y Tosca Musk, habló sobre los viajes espaciales que tanto atraen a Elon y si bien reconoció que a ella no le genera entusiasmo, asume que si sus hijos lo desean podría pensar en sumarse a la aventura: "Hay que pasar seis meses de preparación y aislamiento y eso no me atrae. Pero si mis hijos quieren que lo haga, lo haré", aseguró.

Los momentos difíciles de la familia

En la entrevista, Maye Musk relató que siendo ella más joven tuvo que afrontar “momentos difíciles” junto a sus hijos: “Tosca y yo bromeábamos el otro día sobre cómo vivimos todos en un departamento de una habitación durante un año. Por mucho tiempo, después de que mi matrimonio terminó, tuve un dolor en el estómago constante. Me aterraba no poder alimentar a mis hijos", manifestó.

 “No cambia nada. Mis hijos siguen siendo amables y cariñosos”.

Posteriormente Maye Musk reflexionó sobre cómo influyó en ellos la fortuna que ostentan hoy en día y en ese sentido aseguró: "No cambia nada. Mis hijos siguen siendo amables y cariñosos. Sigo apreciando estar aquí. Cuando llegué a París por primera vez a los 21 años, tenía 5 dólares al día. Me hospedé en una habitación con un solo foco colgando".