Nuestras redes
Rutinas

Coaching para lograr nuestros objetivos

Con simples hábitos podemos contribuir a nuestro cambio personal

Coaching
Coaching Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 27/06/2022

Muchos de nosotros hemos oído hablar del coaching ya que se trata de un concepto que en los últimos años ha estado en boga y, si bien el sentido común o lo que hayamos escuchado, nos puede dar una idea de lo que representa, no muchas personas tienen en claro lo que realmente implica. Se trata de un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo, que se realiza a una persona o equipo para estimular el desarrollo de su potencial y su conocimiento, para identificar posibles mejoras, cambios y nuevos objetivos de vida. 

Con el coaching se entrenan las habilidades de comunicación, de liderazgo, de autoconocimiento, de autogestión y se fomenta el contacto de la persona con su entorno y su crecimiento personal y/o profesional. Implica una importante capacidad de observación y toma de conciencia. Este tipo de acompañamiento se compone de una serie de entrevistas estructuradas a modo de intercambio y se considera que para que resulte efectivo deberá durar de entre 5 a 7 sesiones. 

coaching
Coaching

Si bien es un proceso guiado o de acompañamiento, el coaching tiene ciertos ejercicios que podemos realizar en nuestro día a día, si los recursos materiales o de tiempo nos limitan para acceder al acompañamiento de un profesional. Se trata de poner en práctica una especie de entrenamiento diario para generar hábitos que nos acerquen al bienestar ya que el coaching pretende desbloquear aquellas situaciones que nos están frenando para ser felices. No debemos pasar por alto, que las transformaciones a las que nos puede guiar dependen plenamente de nuestra voluntad de transformación, requiere de conciencia, intención y movimiento, salir de la zona de confort.

Las prácticas que nos propone realizar a diario tienen que ver, en primer lugar con generar el autoconocimiento y conocer las perspectivas que otras personas tienen de nosotros mismos. Podemos para ello pedir ayuda a quienes nos rodean, ya sea familiares, amigos, compañeros de trabajo, y pedirles que nos respondan, de manera sincera preguntas tales como: ¿Qué destacarías positivamente en mi persona? ¿Qué valoras más? y ¿Qué te gustaría ver más en mí?, anota todas las respuestas y revísalas. Debes concentrarte en ser consciente de la visión de las otras personas, valorar los aspectos positivos, incorporarlos y trabajar en lo que no te haya conformado de las diferentes perspectivas.

Otro ejercicio muy útil es la meditación activa, para ello debes elegir la música que más te guste, la que más te emocione, crear un ambiente íntimo para disfrutar, ponerte de pie y dejar que cada parte de tu cuerpo se mueva con total libertad, los pies, las manos, los brazos. Es una meditación fabulosa, pero debes permitir que fluyan todas las emociones: la risa, el llanto, la alegría.

Es importante también el aporte de la escucha activa en este proceso, necesitamos detenernos y escuchar a los demás de una manera sumamente consciente, ya que es una de las mejores formas de conectar con lo que pasa alrededor. 

Coaching
Coaching

Programa un día diferente en tu agenda, planifica, fantasea, aventúrate con las actividades que planees, visualízate disfrutando. Y por último un ejercicio diario fundamental para el proceso de coaching es el agradecimiento, ya que constituye un acto de valoración de lo todo lo bueno en nuestras vidas. El agradecimiento hace crecer en nuestro interior emociones y sentimientos positivos, así como el deseo de compartirlos. Cuando somos agradecidos, generamos dentro de nosotros mismos una energía que nos modifica y eso se transmite al entorno. Es ahí donde logramos el cambio que estamos buscando para conseguir nuestros objetivos.