Nuestras redes
Alimentación “veggie”

Dieta Flexitariana: Comer sano sin perder nutrientes

De qué se trata la nueva modalidad de alimentación que empieza a difundirse.

Dieta Flexitariana
Dieta Flexitariana Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 12/09/2022

Una de las tendencias alimenticias que empezó a imponerse en los últimos años es la incorporación de dietas vegetarianas o veganas, ya sea que se las utilice como hábito saludable o como una manera de cuidar el medio ambiente, pero hay quienes no pueden descartar por completo el consumo de carnes, y para ellos existe la opción de la dieta flexitariana.

La dieta flexitariana, a diferencia de las dietas vegetarianas o veganas, no excluye ningún grupo alimentario, asegurando así que el organismo reciba todo tipo de nutrientes necesarios y evitando el riesgo de no lograr una equilibrada alimentación, lo que puede producir serios problemas en la salud.

Dieta Flexitariana
Dieta Flexitariana

Con la novedosa dieta flexitariana no se elimina completamente la carne, pero sí se reduce su consumo a una forma ocasional, entendiendo lo de ocasional, una porción mediana una o dos veces al mes. De esta forma quienes la siguen optan por una dieta de origen mayoritariamente vegetal, con el gran beneficio que se sabe tiene esto para la salud, pero a veces consumen carnes o pescados, aprovechando sus necesarias proteínas.

Salud y medio ambiente protegidos

El uso de la dieta flexitariana tiene una doble ventaja, ya que colabora al cuidado del medio ambiente, motivo por el cual es incorporada por gran número de personas y también mantiene equilibrada la alimentación, base fundamental para el cuidado del organismo y la salud.

En lo que al medio ambiente se refiere, cabe recordar que producción de alimentos y carnes procesados pone en riesgo global a las personas y al planeta por sus métodos de elaboración generalmente poco cuidados y además hay quienes optan por no consumir carne para proteger la especie animal de la predación.

Dieta Flexitariana
Dieta Flexitariana

Ayuda a reducir la incorporación de grasas saturadas que contiene la carne. Eso lleva a tener niveles más bajos de colesterol y, por tanto, menos posibilidades de eventos cardiovasculares adversos.

Sobre la salud, es indiscutible la necesidad de las proteínas y vitaminas de la carne y que hay personas que no pueden prescindir de ellas o reemplazarlas por las de los vegetales, pero el consumo frecuente daña el organismo. La dieta flexitariana, que incorpora solo su consumo ocasional, ayuda a reducir la incorporación de grasas saturadas que contiene la carne. Eso lleva a tener niveles más bajos de colesterol y, por tanto, menos posibilidades de eventos cardiovasculares adversos.