Nuestras redes
Energías

El paso a paso del poderoso ritual del desapego

Lo ideal para nuestro bienestar es despedirnos del pasado, agradecer lo vivido y empezar a sanar.

Ritual para el desapego emocional
Ritual para el desapego emocional Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 12/11/2022

Muchas veces experimentamos una carga emocional por la dificultad para cerrar una etapa del pasado o para soltar una persona que por una razón u otra ya no está en nuestra vida, y una buena medida es probar con un ritual del desapego, que mueve las energías necesarias para finalizar ciclos y seguir en armonía.

Lo ideal para nuestro bienestar mental y físico, es despedirnos del pasado, agradecer lo vivido y empezar a sanar, pero muchas veces nos cuesta demasiado hacerlo, y no tenemos en cuenta que la clave puede estar en las energías, para eso útil este ritual del desapego que presentamos.

Cómo lograr el desapego emocional
Cómo lograr el desapego emocional

Un ritual se define como un “conjunto de ritos de una religión, de una Iglesia o de una función sagrada”, sin embargo, no todos los rituales tienen por qué ser religiosos y pueden ser pequeños ritos que hacemos en casa para lograr distintas metas, sobre todo las que tienen que ver con nuestro bienestar espiritual y emocional.

Una buena idea para practicar el desapego

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Dos velas, el color es indiferente, debemos escoger en función de la energía de ese momento o nuestro color que favorito.
  • Flores, también sería bueno que consigamos aquellas que son nuestras favoritas. 
  • Por último debemos tener a mano hilo y tijeras.

El paso a paso del ritual de desapego: en primer lugar debemos armar nuestro pequeño altar. Escogemos un momento de calma y silencio, en un espacio en el que estemos cómodos, relajados y tranquilos. Lo mejor es un lugar donde podamos estar solos.

Una vez escogido el lugar encendemos las dos velas y las atamos entre ellas con ayuda de un hilo. Podemos unirlas o atar el hilo a su alrededor, como nos resulte más fácil hacerlo. El siguiente paso es colocar las flores escogidas cerca de las velas.

Un momento esencial es el de la respiración. Cerramos los ojos y hacemos una serie de respiraciones profundas. Notamos cómo entra el aire en nuestros pulmones, aguantamos ahí y soltamos poco a poco. Notamos cómo nos deshinchamos, cómo entramos poco a poco en un estado de paz.

Podemos repetir en voz alta las siguientes palabras: “Me libero y te libero. Te perdono y me perdono. Me libero del miedo y de la culpa, de la rabia y la tristeza. Voy soltando poco a poco. Te agradezco todo lo vivido, pero ya fue, cierro esta etapa”. Las palabras podemos escogerlas nosotros, pero siempre el mensaje es de liberación.

Practicar la gratitud no solo nos ayuda a soltar el pasado, sino que también puede mejorar nuestro estado de ánimo.

Es importante también incluir palabras de agradecimiento en el ritual de desapego, si así lo sentimos. Hay muchos estudios, como que afirman que existe una correlación positiva y significativa entre la gratitud y la felicidad. Por eso, practicar la gratitud no solo nos ayuda a soltar el pasado, sino que también puede mejorar nuestro estado de ánimo.

Bienestar emocional
Bienestar emocional

Llegó ahora el momento de cortar el vínculo con el pasado. Con las tijeras cortamos el hilo que une las velas (o el que las rodea).Este pequeño gesto marca un punto de ruptura. El vínculo puede ser con alguna persona, con un trabajo, una etapa de tu vida, o cualquier situación que nos quite la tranquilidad.

Finalmente, apagamos las velas y colocamos las flores en un recipiente con agua y las cuidamos. También podemos optar por volverlas a plantar en un espacio que nos guste. Es momento de que florezcan para representar la nueva etapa y nuestra liberación de ese apego emocional que nos aferraba al pasado.