Nuestras redes
Salud

El potente beneficio que tiene la sal marina y no lo sabías

Cómo consumirla y qué aporta al organismo.

Sal marina y sus beneficios.
Sal marina y sus beneficios. Google.

Angela Capretti Por Angela Capretti | 31/08/2022

La sal marina no refinada es muy recomendable para el organismo. Es que en pocas cantidades este condimento blanco contribuye a un buen drenaje de las toxinas. Su poder détox genera mayor vitalidad y favorece el funcionamiento de los riñones.

La sal marina contiene nutrientes muy útiles para mejorar y estimular al sistema inmunológico. Su mayor poder reside en la capacidad de generar anticuerpos en el organismo de manera que todo el sistema luego presenta una notable mejora.

Sal marina.
Sal marina.

¿Cómo consumirla? Es muy sencillo. Se debe aplicar en pequeñas dosis en las comidas, en lugar de la sal de mesa. Con una cucharadita de té durante el día, distribuida en las comidas (almuerzo-cena) es más que suficiente.

“Previene resfriados e infecciones virales”.

La sal marina es posible hallarla en dietéticas o herboristerías, pero los supermercados también la comercializan de un tiempo a esta parte. Inclusive los restaurantes más refinados han reemplazado la sal común por esta ya que es mucho más saludable y su sabor es más intenso, de modo que se requiere de menores cantidades para obtener el mismo resultado.

Sal marina en granos, escamas o cristales.
Sal marina en granos, escamas o cristales.

La sal marina está disponible como grano fino o cristales o escamas. Como quieras o prefieras, lo importante es empezar a usarla.

Sal marina ideal para disminuir el consumo

Si bien hay mitos sobre la sal ligth, que indican que es mejor y preferible que cualquier otra sal. Lo cierto es que en caso de estar haciendo un mal uso de este condimento podría traer el perjuicio en doble partida, ya que podrías estar incorporando más cantidad, al ser más suave que la sal común, y de esta manera el beneficio que aporta quedaría obsoleto. De allí que la sal marina sea preferible, porque requiere de muy pocas cantidades para equiparar el sabor de la sal de mesa.