Nuestras redes
¡Ojo!

Hay cinco productos que nunca deberías ubicar en el freezer

El mejor aliado para preservar alimentos podría ser lo contrario en este ranking de productos comestibles. Los mejores consejos para mantenerlos en perfecto estado.

Los 5 alimentos que no se congelan.
Los 5 alimentos que no se congelan. Google.

Angela Capretti Por Angela Capretti | 27/06/2022

El freezer de casa es el mejor aliado a la hora de conservar alimentos, pero no todos pueden ir allí. Específicamente hay cinco comestibles que nunca debieran estar en el congelador ya que existen ciertas normas respecto del tema.

A continuación un ranking de los cinco productos que no son aptos para freezar

1. Pescado. 

Pescado fresco.
Pescado fresco.

En este caso solo es posible colocarlo en el freezer si está lo suficientemente fresco. Si no se respeta esta regla las bacterias permanecen en este alimento tan saludable por el efecto del frío. En caso de comprar en la tienda un pescado congelado se debe consumir al llegar a casa.

2. Mayonesas y salsas. 

Mayonesa y salsas.
Mayonesa y salsas.

En el proceso de congelar y luego descongelar estas pueden cortarse y cambiar su textura, color y sabor.

3. Papas. 

Papas.
Papas.

Cuando las papas son congeladas en el freezer hogareño desaparece la fécula y de esta manera pierden el sabor y la textura adecuada. Es por eso que las industrias alimenticias que se dedican a freezar estos tubérculos realizan un proceso químico para que no pierdan propiedades.

4. Frutas y verduras crudas. 

Verduras y frutas frescas.
Verduras y frutas frescas.

Como estas contienen mucha agua, se rompe la estructura del alimento en el proceso de congelación. Mientras que al momento de volverlas a su estado inicial pierden nutrientes y vitaminas porque no pueden retener el líquido. Una buena técnica es primero hervirlas, de este modo no perderán sus propiedades.

5. Leche fluida y yogur. 

Leche y yogur-.
Leche y yogur-.

Cuando se congela la leche separa su parte líquida de la materia grasa. Una vez descongelada su textura se vuelve granulosa y en general suele volverse rancia. En el caso del yogur ocurre lo mismo y al volver a su estado inicial tiende a cortarse.

Cabe aclarar, que todo alimento que es retirado del freezer para su uso, cualquiera sea, ya no puede volver a ser congelado. Cuando pasa por el proceso de descongelación se aumenta la cantidad de bacterias, por lo que la disposición del cualquier alimento tras ser descongelado debe ser en un período no superior a media hora.