Nuestras redes
Estar alerta

La importancia de leer las etiquetas de los alimentos.

Conocer lo que consumimos es indispensable para la salud

etiquetas
etiquetas Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 23/06/2022

Hoy en día existe una amplia oferta de alimentos de producción industrial, muchos de ellos deliciosos, por lo que al momento de hacer las compras para el hogar podemos vernos tentados con consumos que probablemente no sean los más adecuados para nuestra salud. La clave para que ir al mercado sea óptimo para nuestro bienestar es leer las etiquetas de los productos que vayamos a ingerir. 

Los alimentos envasados contienen etiquetas que nos sirven para obtener información útil y nos da herramientas a los consumidores para hacer nuestra mejor elección. Debemos considerar que la decisión esté basada en la calidad de lo que comemos para poder mejorar nuestra alimentación, orientándola hacia opciones más saludables. 

Mercado
Mercado

En este sentido, leer las etiquetas nos permite en primer lugar conocer la fecha de elaboración y vencimiento del producto e identificar los ingredientes que contiene. Es relevante saber, a fines prácticos, que la lista de ingredientes está ordenada de mayor a menor según la cantidad presente en el alimento, es decir que los primeros ingredientes en la lista son los más abundantes. Al final de la lista tienen que estar los aditivos, estas son sustancias naturales o artificiales que la industria agrega a los alimentos sin el propósito de nutrir, sino con el objeto de modificar sus características. En este grupo están por ejemplo los conservantes, saborizantes, colorantes. 

No podemos obviar que evitar el consumo sustancias artificiales en los alimentos ayuda a prevenir enfermedades crónicas no transmisibles, disminuir al máximo el consumo de snacks, galletitas o aguas saborizadas es una forma de empezar a generar cambios. 

dieta saludable
dieta saludable

La información nutricional contenida en las etiquetas indica las calorías del producto y su contenido de nutrientes. Y todo esto debe estar expresado por porción, hay que tener presente que el tamaño de la porción es un valor general y no necesariamente se ajusta a los requerimientos individuales de cada persona. 

Al leer los ingredientes y la información nutricional podemos comparar entre productos, elegir alimentos que tengan menos cantidad de colesterol, grasas saturadas y trans, sodio, azúcares, y aquellos que tengan más fibra, grasas poli y monoinsaturadas, vitaminas y minerales. 

A partir de asumir esta conducta responsable al momento de elegir nuestros alimentos, estamos cuidando nuestra salud mucho más de lo que podemos imaginar. Es indispensable tener una alimentación saludable para afrontar enfermedades de cualquier tipo, para estar protegidos contra enfermedades y para tener la posibilidad de una rápida recuperación en el caso de infecciones. Toda esta importancia tiene cuidar nuestra ingesta diaria y lograr un adecuado estado nutricional integral.