Nuestras redes
Alimentación

Los beneficios de la linaza para la salud

Es una semilla que contiene nutrientes esenciales para el organismo.

Semillas de linaza
Semillas de linaza Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 27/09/2022

La linaza es un alimento muy es recomendado por muchos nutricionistas debido a su gran aporte a la salud. Se trata de una semilla que brinda una proporción necesaria de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, grasa natural, fibras y otros nutrientes.

Las semillas de linaza son diminutas, de color marrón o dorado y provienen de la planta del lino. Tienen un sabor muy suave a nuez. Es un alimento muy fácil de conseguir y hoy en día, además de la presentación en semilla, está disponible en aceites, polvo, tabletas, cápsulas y harina. 

Beneficios de la linaza
Beneficios de la linaza

Gracias a su alto contenido en Vitaminas B1, B2 y B6, Cobre, Fósforo, Magnesio y Magnaseno ayudan a tener más energía, a reforzar el sistema inmunitario, el sistema nervioso, los huesos, la sangre y equilibra el ritmo cardíaco.

Son ricas en omega 3 y omega 6 que son ácidos grasos esenciales para el organismo pero que no puede producir por sí solo, por lo que se debe incorporarlos a través de la alimentación.

Las semillas de linaza también son ricas en omega 3 y omega 6 que son ácidos grasos esenciales para el organismo pero que no puede producir por sí solo, por lo que se debe incorporarlos a través de la alimentación. El omega 3 y el omega 6 ayudan a reducir los triglicéridos en la sangre, ayuda a mantener estable la presión arterial y cuida las arterias del corazón.

Cómo consumirla

Las semillas de linaza se pueden agregar o espolvorear sobre casi cualquier alimento. Algunos cereales, como el salvado con pasas de uvas, ahora vienen con semillas de linaza ya mezcladas. Moler las semillas es lo ideal para obtener más cantidad de nutrientes y para una mejor digestión.

Cómo consumir linaza
Cómo consumir linaza

Si se quiere consumir con otros alimentos, se las puede agregar a panqueques, tostadas, batidos de frutas, yogur, cereales, sopas, ensaladas, platos de pasta y hasta se las puede utilizar para reemplazar el pan rallado y de esa manera reducir el consumo de harinas.

Pueden adquirirse en cualquier tienda de alimentos saludables o en supermercados. Simplemente compre una bolsa o recipiente de semillas  enteras, trituradas o molidas, según la textura que le guste. También puede comprar aceite de linaza. Es importante evitar semillas crudas o sin madurar.