Nuestras redes
Bienestar

Los mejores trucos para mantener el hogar lindo y organizado

Es importante es que integremos estas medidas en las rutinas diarias.

Orden y organización del hogar
Orden y organización del hogar Google

María José Barrionuevo Por María José Barrionuevo | 01/12/2022

Seguramente a todos nos ha sucedido que hemos llegado a nuestra vivienda, y nos hemos encontrado con un desorden que nos generó molestia, o hasta nervios. Un hogar ordenado es sinónimo de armonía, bienestar y organización, y para lograr este propósito, hay algunos trucos que son muy útiles.

Lo más importante es que integremos estas medidas en las rutinas diarias, y con el tiempo estarán totalmente incorporadas como hábitos, lo que nos permitirá evitar el estrés que nos produce ver el hogar desordenado. Lo bueno es que esta tarea puede ser por demás fácil si seguimos algunos consejos de expertos.

Trucos para mantener el hogar ordenado
Trucos para mantener el hogar ordenado

Existen varios trucos para mantener el hogar lindo y organizado, y lo más importante es que no demandan mucho tiempo. Aquí hemos seleccionado los más útiles y los que consideramos que son aplicables en todo tipo de vivienda, e incluso algunos de ellos se pueden aprovechar en un espacio laboral.

Siete trucos básicos para el orden

  • Regla del uso: Para que el orden resulte cómodo y eficaz, es recomendable que clasifiquemos los objetos para luego colocarlos en el armario según la frecuencia con que los usamos: a diario, frecuentemente, por temporadas (invierno - verano) o una vez al año.
  • Regla del 80%: También llamada "regla de la ocupación", propone no llenar nada más del 80% de su capacidad. Aplica para armarios, bibliotecas, escritorios, vajilleros, cajones etc. De esta manera, priorizamos y logramos optimizar el espacio en nuestro hogar.

Tips para el orden en el hogar
Tips para el orden en el hogar
  • Regla del sitio justo: Es una regla súper simple pero básica, e implica tomarnos el mínimo trabajo de colocar cada cosa en su lugar. Por ejemplo, las llaves en su espacio designado, un abrigo en el armario, etc.
  • Si entra uno... Salen dos: La mayoría de las casas tienen un espacio limitado. Por eso, lo mejor es que cada vez que entre una cosa nueva salgan dos viejas de la misma categoría, al menos hasta que tengamos suficiente espacio o pocas cosas
  • Regla de usar todo: ¿De qué sirve tener ese mantel y esa vajilla si están guardados y olvidados? Esta regla nos invita a usar todo para luego aprender a descartar lo que no necesitamos.
  • La técnica de tirar: Parece difícil, pero una vez que le tomamos la mano descubrimos lo beneficioso y liberador que es. La técnica consiste en empezar a tirar una cosa al día. Es recomendable que empecemos con objetos a los que no nos une un vínculo emocional e ir de pequeño a grande.

Es un hábito cotidiano que nos sirve como motor de cambio para toda la familia.

  • Cada cosa en su lugar: Otra regla tan simple como eficaz es que cada vez que usemos algo, procuremos devolverlo a su sitio. Siempre, sin excusas y cada día. Es un hábito cotidiano que nos sirve como motor de cambio para toda la familia.