Nuestras redes
Salud

Los ruidos pueden provocar serios problemas en el sistema digestivo

Qué puede causar y cómo resolverlo.

Ruidos que pueden afectar a la digestión.
Ruidos que pueden afectar a la digestión. Google.

Angela Capretti Por Angela Capretti | 29/08/2022

Los ruidos pueden tener afectos en el organismo. No solamente son molestos para la percepción del oído sino que también pueden provocar serias repercusiones en otros órganos del cuerpo.

El cuerpo es un receptor de todo tipo de factores externos, en el caso de los ruidos cuando se tornan molestos pueden provocar problemas en el sistema digestivo. Tal es así, que una larga exposición a los sonidos que superan los 85 decibeles, es decir cuando dos personas a un metro de distancia tienen que levantar la voz para escucharse, pueden experimentar gatritis, dispepsia, digestión lenta, diarrea incluso colon irritable.

El ruido puede afectar el sistema digestivo.
El ruido puede afectar el sistema digestivo.

En la ciudad por momentos se naturalizan los ruidos y se incorporan, de modo que ante el silencio hay quienes experimentan ansiedad o necesidad de escuchar sonidos. De allí que sea necesario tomar descansos al aire libre, en la naturaleza para bajar el alerta que genera el sistema nervioso.

“Caminas al aire libre”.

Ante la posibilidad de contraer molestias estomacales, intolerancias a ciertos alimentos que demandan un mayor esfuerzo del sistema digestivo o también reflujo es preciso apartarse y practicar lo que se denomina como “higiene auditiva”. Así como disminuir la exposición a las pantallas genera una mejora, bajar la cantidad de sonidos que alteran al organismo favorecen el desarrollo de sus funciones.

Tomar tiempo al aire libre.
Tomar tiempo al aire libre.

De esta manera, los especialistas aseguran que el sistema central estará más relajado y permitirá tener una digestión normal. Ante cualquier síntoma lo preferible es consultar al médico y evacuar dudas.

¿Cuáles son los peores ruidos?

Poco a poco el ser humano en la vida en sociedad se ha ido acostumbrando a los ruidos de maquinarias pesadas que trabajan en obras viales. También el ruido que producen los celulares constantemente, ya sea para llamadas como para todo tipo de notificaciones, sin importar lo bajo que sea el volumen pone en alerta al sistema nervioso central y esto repercute en el sistema digestivo.

Maquinarias viales.
Maquinarias viales.

Por su parte, todos los electrodomésticos en casa, donde debería ser un lugar de reposo y relajación nos exponen a ruidos molestos que no percibimos, porque están incorporados en la vida cotidiana. Tal es así que tomamos como algo normal la alarma del microondas, el lavarropas, las licuadoras y las pavas silbadoras que por su tonalidad generan una molestia importante al oído.